Querido lector de cualquier sexo o condición, este cuaderno nace de mi necesidad de escribir y a ella exclusivamente responde, ni a mercados, ni a rankings, ni a audiencias.

Si lo que aquí escribo merece tu interés, te propongo que te suscribas a las novedades por medio del correo o de los feed para conocer cuando hay una nueva publicación. Sin publicidad.

Gracias por tu interés y bienvenidos sean los comentarios.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Demasiado

Todo es demasiado grande o demasiado pequeño
para que quepa en la mano del ser humano,
y sin embargo su cerebro lo contiene
sin que sea posible comprender la magnitud
de la inmensidad que le rodea.



miércoles, 9 de noviembre de 2016

¿Y ahora qué hacemos?

Sentados en sus mesas camillas, contabilizan votos, tendencias y argumentarios con incontables circunloquios y recetas de todos los colores.


Es un buen momento para que analistas y políticos contemplen in situ como se cuaja la sombra del fascismo en escenarios imposibles, esa masa informe donde se refugia todo el sentimiento de humillación y frustración ante un futuro cargado de grandes palabras como envoltorios de caramelos.

En medio de esta fanfarria se extiende con fuerza los mensajes del odio envueltos en banderas y cañones.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Los charcos

Campo de refugiados en algún lugar del mundo
Cuando escucho la expresión de no te metas en charcos o su variante de te metes en todos los charcos no dejo de acordarme de aquellas otras expresiones que escuchaba de chaval de no te metas en problemas, en aquel momento bajo una dictadura. Las expresiones actuales son más poéticas, más plásticas que las de antaño aunque la palabra problemas entonces no era muy difícil de entender.
De pequeño, camino al colegio había un túnel que se inundaba cada vez que llovía y mi sueño era que se inundara tanto como para no poder llegar a el, deseo que rara vez se cumplía. Tenía unas botas catiuscas que me impedían justificar mi marcha atrás.
Me gustaría no encontrar charcos a lo largo de la vida pero ahí están. Algunos tan extensos que resulta imposible bordearlos, y la alternativa de sentarse a esperar que se sequen es más un deseo fruto de nuestros miedos que una posibilidad real.

jueves, 6 de octubre de 2016

Las leyes de las siglas

Sopa de siglas

  1. Con carácter general, la cantidad de siglas en circulación es inversamente proporcional a su comprensión.
  2. Por ello, y en un texto dado, a mayor número de siglas mayor dificultad de lectura y menor capacidad de comprensión del mismo.
  3. Podemos deducir que el uso de las siglas es inversamente proporcional a la utilidad de las mismas.




martes, 27 de septiembre de 2016

Ruido

Caminando por las calles me cuesta escuchar el canto de los pájaros hasta que me acerco al Manzanares, con un caudal mínimo por razones de seguridad que está permitiendo su colonización por una interesante variedad de aves, o cuando paseo por la Casa de campo. Compruebo entonces que están ahí, que es nuestro ruido, interiorizado hasta la médula, el que nos impide reconocerles.

En nuestra sociedad ocurre algo similar. Atiborrados de mensajes tan repetitivos como numerosos, la palabra de aquellos que día a día tratan de mejorar, que no decorar, nuestro mundo pequeño o grande, queda reducida a un susurro apenas perceptible.

Pero están ahí, a pesar del ruido con que nos envuelven, a pesar de las cotorras que nos invaden con su presencia y sus gritos, carboneros, gallinetas, lavanderas, colirrojos, abubillas, ánades, pitos reales y garcetas entre otras muchas aves, están ahí anunciando con su canto su presencia, para que recordemos que hay vida más allá del ruido.

martes, 20 de septiembre de 2016

Economía práctica

Según nuestro departamento de análisis macroeconómico y tras un examen exhaustivo de múltiples informes y estadísticas, creemos que es nuestra obligación comunicar a la población las conclusiones a las que hemos llegado por su especial relevancia en estos tiempos de confusión.


A
Si la economía va bien, esto es que crece, y los salarios siguen bajando y el paro se mantiene más o menos estable, es evidente que algunas personas se está enriqueciendo aceleradamente a costa de los trabajadores.

B
Cuando el salario que se recibe sistemáticamente por un trabajo no llega para cubrir las necesidades del trabajador, ni éste puede contar con unas condiciones de trabajo estables y adecuadas para atender a sus obligaciones y cuidado personal y social, estamos hablando de una forma de esclavitud.

C
La promesa de creación de empleo empleada como un mantra para justificar cualquier proyecto económico sin atender a ningún otro criterio social y económico es un ejercicio de estricto marketing ideológico.

D
El aumento de la producción con salarios por debajo del nivel de reproducción de la fuerza de trabajo trae como consecuencia el aumento acelerado de los excluidos y la reducción de los beneficiados.

domingo, 18 de septiembre de 2016

El despiste de la izquierda

Cuando se habla de las llamadas rentas mínimas o Ingreso mínimo vital no es raro escuchar los peros de rigor: que si incentiva a que la gente se quede en casa sin trabajar o que es injusta porque la recibirían tanto personas sin recursos como otras con ellos.
Resulta desalentador como la izquierda política asume este discurso fundamentado en una visión estrecha y negativa del ser humano, y más concretamente de los trabajadores. No es la lectura del trabajo como elemento liberador, reservado para los emprendedores, sino como una auténtica maldición bíblica. La izquierda, una vez más, renuncia a realizar un análisis de clase que tenga en cuenta los intereses objetivos de los trabajadores en una sociedad de mercado.

East Side Eviction
De autor desconocido [Dominio público],
vía Wikimedia Commons
Tras este discurso apenas se esconde el interés material del poder económico por mantener una clase trabajadora sometida a sus condiciones económicas o, como suelen decir, a las condiciones del mercado. 

La primera consecuencia objetiva y práctica de que la ciudadanía disponga de una renta garantizada es que no aceptaría salarios de miseria, como los que nos imponen a capa y espada actualmente. De ahí la oposición radical y el discurso simplista del poder sobre sus consecuencias.

Por su parte la izquierda moderada habla de una renta mínima que no permite salir del nivel de supervivencia y con tantas condiciones que limitan su aplicación a sectores muy empobrecidos, y nunca como un derecho individual ya que lo liga a la renta familiar.

Ciertamente hay más aspectos a considerar pero me interesa señalar el grado de confusión en que se mueve la izquierda cuando renuncia a un análisis propio.



martes, 19 de julio de 2016

Ejemplos de Economía laboral

Vamos a presentar dos casos de economía laboral como ejercicios de cálculo recreativo.

Caso 1
Disponemos de un puesto de trabajo a tiempo completo de 2.000€ al mes que procedemos a eliminar. En la cuenta del empleo anotamos -1.
Procedemos a incorporar a un nuevo trabajador para ese puesto de trabajo con un salario de 1.000€ al mes. Anotamos +1 en la cuenta del empleo.
El saldo al final del período es de recuperación del empleo.
El saldo laboral es la caída de un 50% de las condiciones económicas del trabajo o, dicho en otras palabras, un empobrecimiento del 50% de los trabajadores activos a lo que hay que sumar el empobrecimiento de los trabajadores despedidos. Las condiciones laborales empeoran como consecuencia de la desprotección legal de los trabajadores.
El saldo para la empresa es de reducción de los costes por el recorte salarial del trabajador unido a las ayudas públicas que recibe por nueva contratación. No se contabiliza en los costes la calidad del trabajo resultante.

Caso 2
Disponemos de un puesto de trabajo a tiempo completo que procedemos a eliminar. En la cuenta del empleo anotamos -1.
Procedemos a contratar a tiempo parcial a tres trabajadores por el salario mínimo y ampliamos su jornada con múltiples pretextos y sin retribución. Además cambiamos su jornada de trabajo a nuestra conveniencia.
Anotamos +3 en la cuenta del empleo.
El saldo al final del período es de +2, la creación de empleo duplica las cifras de destrucción del mismo.
El saldo laboral es un desastre sin paliativos para las condiciones de trabajo de los trabajadores.
El saldo monetario para la empresa es muy positivo pero no sirve para aumentar la productividad.

domingo, 12 de junio de 2016

Inclusión vs. integración


La palabra inclusión se ha convertido en los últimos tiempos en el término que concentra todos los anhelos del sector de personas con discapacidad. Desde un principio es un tema que me ha llamado la atención por lo que me parece que es una inversión de sentidos entre este término y el de integración.

No se me ocurre mejor forma de explicar este contrasentido que con un ejemplo de la vida ordinaria que se puede entender sin contaminación semántica.
Se va a celebrar un concurso escolar dividido en varias categorías. En dicho concurso no se contempla formalmente la presencia de centros de educación especial y lo primero que se solicita es que éstos sean incluídos en las bases de la convocatoria.
Tenemos un primer objetivo planteado, la inclusión de todos los colectivos posibles dentro del concurso o, dicho de otro modo, que no se excluya a nadie.
Pero no podemos quedarnos aquí. No sólo queremos que se acepte su presencia sino que sus representaciones estén integradas en la programación con el resto de los centros. Que no se les margine a una zona de representaciones en la que no entren en contacto real con el resto de los concursantes.
Este es el segundo objetivo a alcanzar, la integración social efectiva de las personas con discapacidad en el marco común y no marginados a áreas específicas para ellos.
Es fácil entender que vivimos en una sociedad que se mueve a impulsos de eslóganes antes que por reflexiones acerca de la realidad. Y es en este contexto, quemado el proyecto de integración escolar por no haber sido capaces de llevarlo hasta sus últimas consecuencias, donde se levanta la bandera de la inclusión como la superadora de los límites impuestos a la integración, sin querer entrar a analizar su alcance semántico y conceptual. Y es en ese caballo de la inclusión sobre el que cabalga un remozado modelo social basado en la marginación social de los diferentes atendiendo a su capacidad económica pues, una vez "garantizada" la no exclusión social (inclusión), sin apoyo social por medio de los servicios públicos la integración no es posible.

El rearme conceptualmente remozado de las viejas pretensiones de los sectores más retrógrados de nuestra sociedad unido al miedo inoculado con la llamada "crisis" en todas las clases sociales, con diferentes consecuencias según su posición, está produciendo un nuevo tipo de ideología que pervierte los conceptos despojándolos de sus significados para presentarlas como ideas creativas superadoras de nuestras contradicciones sociales. En mi modesto entender esto es lo que está pasando también en el mundo de la dis-capacidad.

Debemos prestar mucha atención para no jugar con las cartas marcadas del adversario.

martes, 3 de mayo de 2016

Sin sombra de esperanza

Leo a Santiago Martínez Argüelles en el nº 2 de Diario16,
«Si la situación política actual está produciendo una creciente sensación de cansancio en una parte de la sociedad española es porque los protagonistas principales no transmiten visión alguna. Más bien transmiten un cortoplacismo carente de perspectiva»
Decretado el fin de la historia por el neoliberalismo; reducidas la opciones al 2+2 económico; asentados sobre la ausencia de altenativas y el “esto es lo que hay”; el mundo feliz que nos proponen es en realidad una losa para mantener la cabeza agachada ante los poderosos.

miércoles, 6 de abril de 2016

Dicen que yo dije...

En mis andanzas por la red buscando verificar información que huele a chamusquina he encontrado un blog absolutamente recomendable dedicado a investigar, digo bien, investigar citas y textos literarios atribuidos a diversos autores.

Aquí dejo el ejemplo de la investigación acerca del poema "la clase media", atribuido repetida e incorrectamente a Mario Benedetti. El poema merece la pena aunque su más que probable autor no sea un personaje conocido.

Dicen que yo dije...: Mario Benedetti y Textos Apócrifos 2 (La clase med...:
El poema titulado La clase media o Poema a la clase media NO pertenece a Mario Benedetti. Si revisamos su obra completa no lo encon...

miércoles, 9 de marzo de 2016

No hay tiempo para eso

Sí, estamos en uno de esos momentos de euforia tecnológica que sacuden periódicamente a la humanidad en los que indefectiblemente resuena la cantinela de que con las nuevas herramientas vamos a tener más tiempo para vivir la vida.

Eso es. Disponemos de todo tipo de cacharros e instrumentos, basados principalmente en la informática, que nos permiten estar comunicados con el mundo a todas horas y en cualquier lugar. Podemos deshacer entuertos y realizar propuestas sin importar ni cuándo ni dónde lo hacemos.

Y curiosamente ahora no dejamos de escuchar, como una letanía inmisericorde, que "no hay tiempo para eso" cuando preguntamos o tratamos de reflexionar sobre aquello que se nos propone. Todo debe hacerse en el momento porque a los cinco segundos nos estarán bombardeando con nuevas propuestas, la excusa perfecta para no reflexionar, para no dejar que reflexionemos.

Es la utilización torticera de las nuevas tecnologías cuyo uso depende de quien las controle antes que de sus bondades naturales.

viernes, 5 de febrero de 2016

La mirada y la muerte

La mirada de un niño reconociéndose en el espejo.
Reconociéndose en el espejo
Supongo que produce desazón a cualquier ser humano el hecho de que cada uno de nosotros sólo podamos conocer nuestra apariencia física mirándonos en un espejo. Es la tremenda paradoja de poder ver todo menos nuestro propio cuerpo en su conjunto, como faros que iluminan todo lo que les rodea menos su propia estructura.

Cuando nos enfrentamos al espejo aprendemos que la persona que está ahí es una simple copia nuestra que repite milimétricamente nuestros movimientos. ¿Qué puede producir más pavor que pensar que no lo va a hacer?

Todo esto me viene a la cabeza pensando en las personas que han tenido lo que se conoce como experiencias cercanas a la muerte (ECM) en las que relatan haber visto su cuerpo fuera del mismo y desde distintas posiciones.
No voy a entrar a discutir sobre la validez de los datos recogidos hasta la fecha o la posición de quienes no aceptan los hechos ante la carencia de una explicación racional.
Lo que me llama la atención de estos casos es que los sujetos de estas experiencias tienen la sensación de estar viendo un cuerpo ajeno a su consciencia: no esperan que éste responda a su voluntad, como sí ocurre cuando se está ante el espejo.
No dejo de pensar que este hecho tiene que producir un impacto emocional de intensidad muy diferente, tan diferente como para que no se pueda confundir en uno y otro caso.

Dicho esto señalo que para reconocer una evidencia no necesitamos disponer de un cuerpo teórico que la explique sino de unas bases lógicas que la validen. Reconocer la realidad es la primera condición para encontrar una explicación que nos permita su comprensión.

lunes, 11 de enero de 2016

Banderas

Al amanecer del penúltimo día
levantaron todas las banderas
ocultando la miseria al sol.
Henchidas de emociones
crecían las trincheras de colores
sobre la madre tierra.

Dayaram Arriola

Shareholic 1

Shareholic 2