Querido lector de cualquier sexo o condición, este cuaderno nace de mi necesidad de escribir y a ella exclusivamente responde, ni a mercados, ni a rankings, ni a audiencias.

Si lo que aquí escribo merece tu interés, te propongo que te suscribas a las novedades por medio del correo o de los feed para conocer cuando hay una nueva publicación. Sin publicidad.

Gracias por tu interés y bienvenidos sean los comentarios.

lunes, 20 de octubre de 2014

Rostros sin ojos

Un rostro sin ojos no es un rostro para los videntes. Los ojos nos permiten mirar al interior de la persona. Sin ellos, sólo la voz nos puede ayudar a conocerla.

Sin ojos, sin oídos.
Imagen de Pixabay.

Así, las gafas de sol nos esconden a la vista de los demás tras un oscuro muro inaccesible. Vemos un cuerpo sin ver a la persona, aislados de los que nos rodean que no son otros que la humanidad más cercana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir su opinión.
Los comentarios están sujetos a moderación para evitar el spam.

Shareholic 1

Shareholic 2