Querido lector de cualquier sexo o condición, este cuaderno nace de mi necesidad de escribir y a ella exclusivamente responde, ni a mercados, ni a rankings, ni a audiencias.

Si lo que aquí escribo merece tu interés, te propongo que te suscribas a las novedades por medio del correo o de los feed para conocer cuando hay una nueva publicación. Sin publicidad.

Gracias por tu interés y bienvenidos sean los comentarios.

jueves, 15 de marzo de 2012

El Paraíso

Con los restos del muro de Berlín construyeron un gran centro comercial iluminado con centenares de carteles luminosos: el Paraíso.

¿Dónde está el truco?

Para salir de esta crisis patrocinada por el sistema financiero y el sector de la construcción, en nuestro país, se nos bombardea con la idea de que tenemos que apretarnos el cinturón para que haya más empleo, esto es: pagar más impuestos, cobrar menos salario, trabajar más horas y disfrutar de menos servicios públicos. A cambio nos prometen, literalmente, que con estas medidas el mercado, o sea el capital, tendrá la suficiente confianza en nosotros como para crear puestos de trabajo. Se han vuelto locos pretendiendo mantener un sistema de producción en el que el estímulo para los trabajadores sea en realidad una amenaza en toda regla, la del paro, de modo que renuncien a criterios profesionales en beneficio de la abundancia de trabajadores atados de pies y manos que les garanticen una permanente oferta de mano de obra barata o muy barata. Su maravillosa receta apenas logra esconder su voluntad e por aumentar sus beneficios a costa de lo que sea con la promesa de dejarnos las migajas de festín, si sobran.

Shareholic 1

Shareholic 2